Finalizó torneo internacional de gallos buena concurrencia –Deporte,Tradición o Cultura-

FUENTE: FM IMPACTO 107.3

12 / OCTUBRE / 2009

El Barrio Centenario local contuvo importantes adherentes este fin de semana en el torneo internacional de riña de gallos, otro evento turístico regional.-

Bella Vista ( Col. Eduardo Labrousse )

El anunciado torneo de riña de gallos internacional, se concretó este fin de semana en el reñidero del Barrio Centenario, concursantes, admiradores, seguidores apostadores fueron participes del importante campeonato del fin de semana, marca un hito en el turismo regional alternativo.-

Este evento fue calificado –según amateurs off de record a este medio – fue calificxado de exitoso por la concurrencia que se sumo al evento del fin de semana, por el nivel de los gallos bajados, el buen nivel de apuestas que como es habitual y tradicional se debe pagar al cierre en efectivo, con la tranquilidad para todos los concurrentes que esta habitualmente garantizada por la disuasiva ronda y presencia de la policía provincial en la adyacencias, dependientes de la Unidad Regional II con sede en la ciudad de Goya Corrientes, la displicencia de Fauna y Flora del Ministerio de la Producción

Trabajo y Turismo local con su correlato pertinente.-

Los concurrentes de diversos puntos del país y de países limítrofes, que traen animales ( gallos ) para pelear comentaron off de record que además del nivel de competencia, pudieron tener buenos precios al comercializar ganadores y muy pocos tuvieron que ser sacrificados luego de las riñas, lo que da una ventaja adicional para continuar con este evento en la localidad.-


Según entendidos este es el Reglamento para la pelea de gallos publicoy notorio:

REGLAMENTO DE COMBATE PARA EL DEPORTE DE LOS GALLOS
-De la anotación, pesaje y concertación del combate
1. Los gallos serán anotador por estricto orden de llegada l recinto el club. En el mismo orden serán pesados e igualados, se consignará propietario y color.
2. El gallo con enfermedad manifiesta, advertida por el encargado del pesaje, no será anotado, máxime si es contagiosa, por ejemplo: tiña.
3. Las peleas se concertarán en el siguiente orden:
a. Con igualdad e peso.
b. Con diferencia de una onza.
c. Con diferencia de dos onzas.
d. En caso de gallos tuertos se buscará pareja entre ellos, de no ser posible, igualarán con gallos de dos vistas, con dos onzas de diferencia a favor, sin preferencia en el orden de concertación, ni preferencia en el turno de la pelea.
4. Gallo anotado, no podrá ser retirado, si este ya está igualado, de lo contrario abonará el 50% del importe de la base.
5. Los gallos igualados tienen la obligación de confrontarse, la parte que rehuya al combate, abonará a la otra parte el 50% de la base, sin excepción.
6. En todos los casos, al mandar los gallos igualados, se repesarán los mismos, debiendo mantener su peso. El que pese más de los anotado pagará el 50% de la base, se entiende que según la hora de la repesada los gallos pueden bajar de peso, pero no subir; para el caso e que uno de los gallos pase de peso de tal manera que la diferencia sea mayor de dos onzas, siempre que el otro mantenga su peso, es pelea y tiene la obligación de combatir.
7. El gallo anotado condicional, deberá manifestar la causa que lo condicione, caso contrario no será anotado y para l caso de ser pesado, no será igualado, salvo la posibilidad cierta que se sorteara la condición.
-Del largador y el juez de la riña
8. Largador o corredor es la persona encargada de actuar en el proceso de la pelea, única persona que puede dirigirse al juez por las contingencias de la riña y que decide sobre el gallo que corte.
9. El corredor que no actúe correctamente, podrá ser cambiado por el propietario del gallo, previo consentimiento del juez o por el juez según su criterio.
10. El juez de la riña es la persona designada para arbitrar el desarrollo y desenlace de la pelea, es la autoridad máxima durante el transcurso de la pelea, y está investido con amplias facultades de decisión sobre la pelea.
11. El fallo del juez, es indiscutible e inapelable. Las personas interesadas sólo podrán recurrir a la Comisión Directiva, pasado el lógico pasionismo del momento.
12. Es obligación del juez desinfectar minuciosamente los gallos, controlar el horario de la pelea y pedir el depósito o base de al riña, responsabilizándose de la entrega final a quien corresponda.
13. El juez mandará iniciar el combate, largándose los gallos de frente sin empujar. La riña se iniciará al minuto de la largada si ambos combatientes se embisten y pelean. Si alguno no embiste o si embistiendo rehúsa la pelea antes del minuto, no habrá tabla, pero si hubiera heridas perderá.
14. Una vez largados los gallos, quedan exclusivamente bajo el control del juez, nadie puede tocarlos sin expresa autorización u orden del juez.
15. La riña durará 70 (setenta) minutos.
– De la definición del combate
16. El gallo que durante un minuto no haga pelea, perderá la riña.
17. E juez será secundado por un cronometrista, el que una vez que el juez abra la cuenta para alguno de los gallos o para ambos caso e la tabla), iniciará de inmediato la cuenta del minuto en voz alta cada cinco minutos.
18. En la definición de la riña, puede ocurrir entre otras cosas, los siguiente:
a. Que un gallo sufra la rotura de un pierna o pata, perderá toda la riña, cualquiera sea el tiempo transcurrido a partir de la orden de “Largar los gallos”.
b. Fractura de ala, en el sector contiguo al tronco, perderá el 50% de la riña, inmediatamente de reconocida por el juez tal situación, cualquiera si a el tiempo transcurrido a partir de la orden “Largar los gallos”.
c. Que un gallo sea volteado, se desplome echándose o cayéndose por cansancio o heridas, caiga de espaldas o enredado en sus propias patas, se mandará contener al otro gallo a una cuarta de distancia de frente del ojo que ve y se abrirá la cuenta del minuto para perder. Si el gallo caído da pie, se mandará largar al otro gallo sin empujar o rozar para el caso del ciego y si el que dio “pie” hace por la pelea se interrumpe la cuenta, caso contrario que se pare y no haga por la pelea continuará la cuenta para perder.
d. Que un gallo deje de pelar (gallo que no pelea), se le contará el minuto y perderá, salvo que interrumpa el conteo porque dé pico.
e. Que ambos gallos suspendan toda acción agresiva, se contará para los dos y será tabla al minuto, si alguno hace por la pelea antes del minuto, se interrumpe el conteo para él, prosiguiendo la cuenta para el otro, transcurrido el minuto, perderá el que no interrumpió su cuenta.
f. Que un gallo mantenga la cabeza bajo el pecho del adversario estando este erguido, aunque ambos no echen pico, se le contará para perder el que no mantiene su posición de combate, es decir está escondido abajo del contrario.
g. Si ambos se echan al mismo tiempo, se les contará para tabla, si alguno da pie, se lo contendrá y prosigue la cuenta para el echado hasta el minuto para perder.
h. Si ambos quedan ciegos, será tabla inmediatamente, luego de verificado por el juez.
19. Cuando un gallo esté picando, aunque este echado, no se le contará para perder, si está echado, una vez que suelte, se mandará contener al otro y contar para perder.
20. La contención el gallo se hará por el juez, o por su orden exclusiva. Se contendrá el gallo con una mano en el pecho y con la otra sobre el lomo, sin esconderlo.
– Del empleo del pico postizo de arriba.
21. Habrá dos opciones para poner pico, de dos minutos cada una. Una vez pedida la opción para poner pico, no se puede retractar. Se debe volver a revisar, caso contrario, se pierde la misma. Una vez pedida la opción de pico, el juez correrá un minuto y la otorgara, mandando a contener un gallo y levantar el otro que pidio pico. Gallo que está en cuenta para perder o tabla no se corre pico.
22. El gallo que inicie la riña con pico postizo, no pierde las dos opciones otorgadas en la pelea.
23. En caso de otorgársele la postura del pico, es obligación ponerlo, caso contrario en 30 segundos debe decidir si pone pico o no, en este supuesto, se debe largar el gallo inmediatamente. La misma circunstancia es para el caso de pedir pico cuando ya lo tiene puesto, revisa y lo saca, tiene 30 segundos, revisa y lo cambia, se toma los dos minutos y larga inmediatamente.
– Del baño
24. A los 15 minutos, se ordenará bañar los gallos, lo que se hará por un espacio de 5 minutos. Idem a los 35 minutos.
25. Cuando algún gallo esté en cuenta para perder o hacer tabla, el tiempo para baño no interrumpe la cuenta.
– Disposiciones complementarias
26. Transcurridos 69 minutos de la riña, el juez hará saber que no hay cuenta para perder, salvo que algunos de los contenedores rehuya la pelea evidentemente, o sea, pierda por ido, lo que se podrá verificar aún después de los 70 minutos que dura la pelea, en caso que el juez lo considere.
27. Se podrá curar badeaduras en las patas, por dos oportunidades cada una de un minuto, lo que pedido por las partes el juez ordenará de inmediato, siempre que sean visibles.
28. En caso de gallo salidor, se ordenará la cuenta de un minuto del gallo que no pelea, una vez transcurrido un minuto, se ordenará contener el gallo que no sale, si el salidor no vuelve a la pelea inmediatamente se lo mandará a perder.
29. El gallo tuerto es exclusivamente responsabilidad del dueño, para en caso que durante el transcurso de la pelea, se verifique que el gallo tuerto tiene la vista, perderá la riña, en este caso no se pagan als apuestas de afuera, solamente la base.
30. En caso de rotura de los puones, se suspenderá la riña por unos minutos para cambiarlos por otro similar. Si se da vuelta algunos de los puones o se descalza, solamente se podrá acomodarlos si antes de largar la riña, se hubiere avisado al juez de que se trata de una pata lisa, prolongándose el tiempo de la pelea, en los minutos que se suspendió.
31. Una vez desinfectados los gallos por el juez, únicamente se utilizará fricción, agua, toallas, etc. que provea el club.
32. Gallo engrasado la cabeza o el cogote, se le corre para perder. Si tocado o ido sale del brete, el juez ordenará volverlo al ruedo todas las veces que sea necesario.
33. Si alguna contingencia de la riña no está dispuesta o expresa o explícitamente en este reglamento, quedará a exclusivo criterio del juez.-

ASI TRATA EL PERIODISMO A ESTE HECHO CONOCIDO COMO RIÑA DE
GALLOS: ( Marta Salas La Nacion ).-

Un propietario y criador de gallos de riña de Catamarca, informaba a sus conocidos y público en general que había resuelto desheredar a su hijo Juan Pedro por la sustracción de tres gallos “ganadores”, a la vez que ofrecía una fuerte recompensa al que le diera noticias de “los gallos, del mal hijo y ladrón” (Diario Los Andes , Catamarca 1890).
Otra publicación de esa época ofrecía venta de entradas…”a los señores que quisieran asientos por temporada pueden solicitarlos con tiempo, pues la mayor parte de ellos están vendidos y se dan a precios cómodos” (Diario El Aspirante 1897).

Los aficionados a este juego concurrían ávidos no solo de presenciarlas peleas, sino también de apostar fuerte, mientras la policía brindaba con su presencia seguridad al parroquiano.
Esta diversión “gallera” venia desde la época colonial. En todas las provincias, pueblos del interior y en Buenos Aires se daba casi como un deporte, entretenimiento y negocio asistir, participar y organizar las riñas de gallos.
Los españoles que vinieron a América a poblar y establecerse desde los primeros tiempos (siglo XVI y XVII) trajeron al gallo, a la guitarra y al caballo; y la riña de gallos son tan antiguas como la primera disposición que tuvo el hombre para imaginarla. Ya en el siglo XVIII el entusiasmo por asistir al reñidero era común entre la gente de las mas diversas clases sociales.

Nos dice Ricardo M. Llanes en Canchas de Pelotas y Reñideros de Antaño (58 cuadernos de Buenos Aires) que personajes de influencia en lo social y lo político, así como militares de alta graduación se apegaron a la cría de soberbios gallináceos que representantes oficiosos se encargaban de entrenar y llevar al reñidero.
La historia nos certifica una pagina donde dice: “El gobernador de Córdoba, don Benigno Ocampo, falleció en un reñidero de esta ciudad”.

Y en otra pagina: “El General Nazario Benavídez fue preso en un reñidero en San Juan y fue llevado a la cárcel donde fue asesinado el 23 de octubre de 1858 (Francisco L. Romay).

Las cuadreras alternaban con carreras de sortijas y riñas de gallos. Estas ultimas alcanzaron amplia popularidad, destacándose los reñideros del “Puerto Morales”, “del Andaluz”, “de Gandulfo”, ubicado en Suarez y Vieytes un local que ocupó mas tarde el de Misia Paca, famoso por ser su dueña mujer relacionada con políticos influyentes que había convertido su rancho “en un comité”.

Copiosa es la literatura que trata de los pormenores e incidencias de la riña de gallos. De ellas van a hablar Leopoldo Lugones en La Guerra Gaucha y Ricardo Güiraldes en Don Segundo Sombra . El tema del gallo aparece en el cancionero y refranero criollo, así surgen dichos como: “Es poco gallo para tanta gallina”.

Siendo Domingo Faustino Sarmiento ministro de Educación de la Nación, dictó la ley 14.346 conocida como ley Sarmiento, que establecía 15 días de prisión a quien maltratara a animales, y prohibición de actividades recreativas como Corridas de Toros y Riñas de Gallos.

Por Martha Salas
Para LA NACION

OTROS DICEN PERO …gana el desuetudo por goleada …
ESTÁ ESTIPULADO EN EL CÓDIGO PENAL

Recuerdan que participar de riñas de gallos, además de cruel, es un delito
A días de haberse concretado un ”campeonato” en la localidad de Bella Vista, desde las entidades protectoras de animales, recuerdan que la prohibición de las peleas está regulada por la Ley 14.346, incorporada al Código Penal. Muchos defienden la dudosa actividad.

En la zona rural, la riña o pelea de gallos es considerada una tradición o costumbre e incluso algunos defensores lo catalogan como “deporte”. Sin embargo, desde el Movimiento Argentino de Protección al Animal Corrientes (Mapac), afirmaron que iniciarán acciones para buscar se extingue la actividad, ya que afirman, “practicarlo es un delito estipulado por la ley 14.346, incorporada al Código Penal y que reemplaza a la vieja ‘Ley Sarmiento’”.

Las riñas de gallo son una costumbre en toda la zona rural Argentina, y Corrientes, con un fuerte arraigo a las costumbres gauchescas no es la excepción. Sin ir más lejos, hace menos de un mes, en la localidad de Bella Vista –donde la pelea es un concurrido evento– se realizó un campeonato en un predio del barrio Centenario.

La riña es una costumbre de extremada crueldad en la que se enfrenta a dos gallos del mismo peso en una pelea, que muchas veces termina en la muerte de uno de los contrincantes. A lo largo de los siglos, se trató de frenar la actividad, aunque sin éxito y según investigaciones, se estima que son decenas de miles los “fanas” de este tipo de eventos. Durante la contienda, por lo general, corren apuestas, no tan sólo de los dueños de los animales, sino del público presente.

Sin embargo, desde el Mapac, manifestaron que están dispuestos a frenar lo que consideran no sólo una cruel actividad, sino un delito.

Prohibido por ley

La prohibición de la riña de gallos, tenía un aval legal en la vetusta Ley 2.786 conocida como “ley Sarmiento” que prohibía los malos tratos a los animales. La norma data de 1891.

Con el tiempo, se actualizó la normativa, a través de la Ley 14.346, incorporada al Código Penal, pero que sólo constituye una infracción. “La norma expresa que realizar actos públicos o privados de riñas de animales, corridas de toros, novilladas y parodias, en que se mate, hiera u hostilice a los animales es un acto de crueldad”, señala Isabel Cocomarola, referente de Mapac.
Días atrás, referentes de entidades protectoras reclamaban que los correntinos no asistan a los circos que trabajan con animales. La lucha del grupo llegó hasta Bella Vista, donde la misma compañía circense que estaba en la capital correntina, expone sus números.

Pero justo durante esa visita, surgió la inquietud de algunos ciudadanos del interior que denunciaron que se mantiene y con mucha vigencia las riñas de gallos. Ante ello, desde Mapac expresaron su condena a la actividad, repudiaron el hecho de que algunos lo consideren un deporte. Más aún, el grupo la definió como “delito” al infringir normas legales.

“Condenamos este tipo de acciones que son de una actitud criminal, ya sea riña de gallos o peleas de perros, que también se suele dar en algunos lugares”, señalaron desde la entidad.
Desde Mapac sustentan su rechazo a la actividad señalando que “está fundamentado legalmente, así que debería de ser un hecho la condena judicial a dicha actividad”.
ACCIONAR POLICIAL EN SALTA EL PASADO AGOSTO DEL CORRIENTE AÑO

POLICIAL
SALTA: Descubren y desbaratan red local de peleas de gallos de riña
Lunes 3 de agosto de 2009, por copenoa
En un procedimiento realizado este domingo en cercanías del Camino a San Agustín, al sur de la capital de Salta efectivos policiales constataron la presencia de treinta y seis gallos de riñas que eran utilizados en peleas que se desarrollaban en el interior de un galpón.

El operativo se inició cerca de las 12 cuando patrullas móviles fueran alertadas que en un establecimiento de esa zona, situado a 300 metros de la Ruta Provincial Nº 21, se encontraban varias personas presenciando peleas de estos animales. En el sitio los efectivos policiales constataron la presencia de aproximadamente unas cuarenta personas, que se encontraban apostadas en tribunas de cementos y en diferentes sillas, a la vez que completaban el sitio tres breches alfombrados de color rojo, escenarios de las peleas, encontrándose además dieciséis espolones y tres relojes analógicos, recabándose demás datos de los pormenores de esta actividad que fueran informadas de inmediato a las autoridades judiciales competentes.

Secuestro de espolones

En tal sentido el Fiscal Correccional Nº 6 dispuso que se secuestrasen los espolones y los relojes analógicos, se realice una minuciosa inspección ocular de las instalaciones, se hagan revisar los animales con el veterinario policial en tanto que se identifique al encargado del local.

Tras la revisación del profesional sanitario a las aves se estableció que solo algunas de ellas presentaban escoriaciones leves.

A fin de documentar el escenario para las actuaciones correspondientes numerarios del Departamento Criminalística realizaron las diligencias correspondientes.

La Comisaría Seccional Quince de San Remo instruye las actuaciones pertinentes por infracción a los artículos quinto y sexto de la Ley 7.407/06 y artículo 80 bis de la Resolución 80/07 de la Secretaría de la Gobernación de Seguridad, en razón de que en el lugar existía una especie de cantina para el expendio de bebidas alcohólicas sin las autorizaciones correspondientes. Informaron desde la Oficina de prensa y Difusión de la policía de esta provincia.

~ by politicaesaccion on October 12, 2009.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: