De la Décima criolla de Lloréns a los exponentes del reggaetón

FUENTE: CLARIDAD

N.F.

Por: Francisco R. Agrait-Lladó

“La décima abunda en la poesía de (Luis) Lloréns (Torres) generosamente, ciñéndose a la forma tradicional…” (ICPR, Obras Completas, p. CXVI, Prólogo, Tomo 1, Poesía, 1984.-De aquí en adelante O.C.)

Esa estrofa tan popular en poetas y trovadores nuestros en su modalidad culta o improvisada, forma parte de una de las corrientes que la crítica especializada advierte en el bardo de Juana Díaz; la Criollista. (Ibid O.C.).
El catedrático de la U.P.R., Jorge Duany, al “leer el reggaetón”, advierte que: “Desde una perspectiva histórica, el ‘reggaetón’ es la más reciente expresión de la criollización musical de la región (caribeña)”. (El Nuevo Día, “Voces”, p.62, miércoles 13 de mayo de 2009- “Como Leer el Reggaetón”).

En mis clases de literatura acostumbro a enseñar dentro del género literario de la poesía, la estrofa de la décima como “antecesora” de la lírica del actual reggaetón, para hacer más accesible y facilitar en el gusto de mis estudiantes esa modalidad tan nuestra de poetizar. Le pido a un estudiante que haga el sonido del acompañamiento del reggaetón, mientras yo recito a Lloréns: “Ya está el lucero del alba, encimita del palmar”… (Puntos cubanos, O.C., c.,p.407).

Examinando someramente (no somos expertos en el género) algunas líricas del reggaetón, resulta fácil advertir el frecuente uso del verso octosílabo (aunque no necesariamente al modo clásico) típico de nuestras décimas, en particular las de Lloréns Torres, tan fluidas y musicales.

Una lectura del libro de ensayos “Reggaetón” editado en inglés por Raquel Z. Rivera, Wayne Marshall y Deborah Pacini Hernández, confirma nuestra intuición poética. (Duke University Press, Durham and London, 2009).

No sólo hay una similitud en cuanto del número de sílabas poéticas entre la décima de Lloréns y el reggaetón de nuestros días, existe también una identidad evidente. Lloréns enfatiza en sus décimas criollas la supremacía del macho boricua, “gallo castao” que domina y predomina sobre la hembra que termina “pisada”, tras sucumbir a su galantear incesante y efectivo.

El gallo de Lloréns que “le corre ardor masculino/ desde el pico hasta la hiel” le resulta irresistible a toda “gallina” viviente, bien sea un ave de corral o la mismísima “…luna que lo ilumina (y) es como blanca gallina / que abre un ala sobre él”. (Mariyandás de mi gallo” O.C. p. 385).

Si sustituyéramos gata por gallina y al galán reggaetonero por el gallo de Lloréns, se hace evidente la comparación que aquí advertimos. (Véase la lírica del tema de Wisín y Yandel “Aprovechado”: “¡Pícalo gallo…cúcame polla!”)
Los exponentes del género musical del reggaetón, en su gran mayoría del género masculino; desde su vestimenta llamativa a su lírica agresiva son decididos gallos conquistadores que “machucan”, “rompen el suelo,” producen la “gasolina” que gusta a “las gatas” o en la disco les dan el “trá, trá, trá” que ellas ansían, cada noche.

Uno de esos exponentes, dijo en una reciente entrevista que reconocía como antecedente a su lírica de reggaetón el hecho de que en su infancia practicaba el género de la décima y la improvisación (Wisín del duo Wisín y Yandel, en entrevista televisiva del Programa Don Francisco, Univisión T.V.). Se cita como referencia el tema “Aprieta” de Wisín y Yandel, por su uso del verso octosílábico:

“Actívate, que esta noche
yo te vo’a sacar flama.
Para ti tengo algo, fiera,
tan caliente que quema…”

Las décimas, que hoy nos identifican como boricuas, en su devenir histórico fueron criticadas adversamente como “andrajosas” y “pesadas” y de un gusto no muy refinado, propias del hombre inculto. (Insularismo, Pedreira, Antonio S., Ed. Edil, Río Piedras, P.R. 1971, p. 66). Igualmente ha ocurrido al hoy tan popular género del reggaetón. Originalmente, aún hoy quedan rezagos de la crítica, se le consideraba vulgar, chabacano y de poco gusto, aparte de identificarse con el mundo de la droga, el sexo burdo y la delincuencia. (Reggaetón, Ibid, Parte III). Hoy, el original “perreo” no puede faltar en una fiesta de jóvenes de cualquier nivel social, y son los artistas del género aceptados y buscados por otros (Ednita Nazario, Yolandita Monge, Olga Tañon entre otros) quienes intentan mezclar sus canciones tradicionales con la de los exponentes del reggaetón.

La décima de Lloréns, criticada por algunos como una representación inexacta de la etnia boricua, por presentar sólo la imagen del jíbaro blanco como el retrato de un boricua (“… gallo que los tiene azules”, Mariyándas de mi gallo, O.C. p.386), corre una suerte similar aunque inversa a la de la lírica reggaetonera, a la cual se ha marginado por su negritud y procedencia socialmente ínfima en sus orígenes pero que hoy se le critica por haberse “blanqueado”, para intentar ser aceptada por círculos sociales más amplios y elevados, con más poder económico. Así aparecen temas suaves y elegantes como el reciente El amor, de Tito el Bambino, donde es imperceptible apenas, el ritmo del reggaetón y que se acerca tanto a la música tradicional.

Una crítica que se le hace al género del reggaetón es su lírica de alto contenido sexual y erótico: “Me dicen, mami, que esta noche tú estás al garete./ Dale, papi, que estoy suelta como gabete” (Don Omar y Glory). “¡Ay no me des más ná, que me duele la popola” (Glory).

Leyendo el decimario de Lloréns, es fácil advertir poemas de un alto contenido, expreso o insinuado, erótico y sensual, atrevido para el gusto y los cánones de la sociedad nuestra de las primeras décadas del siglo 20 (Recordamos: La Colasa está Dañada O.C. p. 194 en la que el poeta glosa una décima popular criolla: “De la perra que en el celo / lo perros le andan detrás,/ la gente del campo dice: ‘esa perra está dañá”. Si comparamos estos versos con los del reggaetón, salta a la vista el vocablo “perra” y remeda el “perreo”, que representa el modo de bailar reggaetón en la que el hombre roza libidinosamente el trasero de su “perra” o “gata” (la mujer), con su cuerpo.

En una décima de Lloréns, “La hija del viejo Pancho”, el poeta se inspira en el olor corporal de la jíbara protagonista, que excita su líbido mañanero con “un olor como de selva…” que no es de las bestias ni de la flora salvaje del campo y que identifica como un “olor a felicidad”, que proviene de “la hija del viejo Pancho”. (Ibid, O.C.p.405). Lloréns canta en el ambiente campesino nuestro, el reggaetonero se inspira en el medio ambiente urbano, (aunque a veces se ubica en nuestros campos; “Yo quiero lo mío en el río. Al amanecer de Dios, pá quitarte el frío”. ‘Cuando baila reggaetón’, Wisín y Yandel) ciertamente ambos desarrollan su obra y su lírica en el ambiente puertorriqueño o propio del puertorriqueño, advirtiéndose en ellos el orgullo patrio de su hombría marcada. (¡Yo soy boricua, pa’que tu lo sepas!-¡Jaleo popular) Comparemos esta lírica reggaetonera con La hija del viejo Pancho: “Me encanta tu olor/ tu sudor, saliendo de tu cuerpo, me causa sensación”. Control de Wisín y Yandel.

Salvando gustos, preferencias y críticas literarias, en nuestro bardo Lloréns Torres podría estar una fuente, advertida o intuida, del actual y aun controversial reggaetón. Quizás por esas mismas distancias no nos permitimos escuchar atentamente a Wisín y Yandel, Don Omar, Ivy Queen o Daddy Yankee, del mismo modo que recordamos a Luis Lloréns Torres y recitamos orgullosamente sus décimas.

Cada quien desde su tiempo, y en su espacio pretende cantar y retratar su realidad: “¡Atrévete, te te, salte del clóset. Destápate, quítate el esmalte.// Deja de taparte, que nadie va a retratarte…” (Calle 13).
“¡Chefa que Chefa que Chefa…, repica el güiro en el seis”. (Chefa, Lloréns Torres O.C. p. 408 a 409).

En realidad se trata de una sola realidad, la nuestra, poetizada por nuestros vates, desde Lloréns Torres a los exponentes del Reggaetón.

~ by politicaesaccion on April 22, 2010.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: